Alberto Fernández busca unificar el Frente de Todos con ataques a la oposición y a la Corte

El Gobierno comenzó a convocar a los gobernadores, 16 de los cuales propusieron la semana pasada un proyecto para ampliar la Corte a 25 ministros. El proyecto la convertiría en un órgano absolutamente político.

Alberto Fernández calcula que Mauricio Macri es el adversario más fácil a vencer (Foto: NA).

Alberto Fernández calcula que Mauricio Macri es el adversario más fácil a vencer (Foto: NA).

Alberto Fernández trata a Mauricio Macri como la derecha maldita y “ladrón de guante blanco”. Rechaza también la Boleta Única que propone toda la oposición. Y mañana planea reunir a los gobernadores para avanzar con la ampliación de la Corte Suprema de Justicia.

¿Qué tienen en común esas decisiones? Desgastar las instituciones. No dejar nada en pie. Ni a la oposición, ni a la Justicia. Y unifica el Frente de Todos atrás de algunos objetivos comunes. Unidos por el espanto a perder el poder y, como confesó Jorge Ferraresi, terminar presos.

¿Por qué ataca a Macri? Por un lado, porque es el camino que tiene para mostrar la unidad del FdT, que está completamente quebrado. Es a la misma actitud que siempre tuvo Cristina Kirchner. También, porque Alberto Fernández calcula que Mauricio Macri es el adversario más fácil a vencer: aún en el peor momento del Gobierno, el expresidente, que se instala como un buen candidato, no logra bajar la imagen negativa.

Alberto Fernández busca unificar el Frente de Todos con ataques a la oposición y a la Corte

En su estrategia, solo él y el cristinismo (Alberto Fernández sigue hablando de la unidad) pueden y deben sobrevivir. Pero, Alberto Fernández calcula mal: sea Macri o no el candidato, JxC es mucho más que Macri. Y todo JxC salió a defenderlo.

¿Por qué le molesta la Boleta Única de Papel? El proyecto de la oposición permite ahorrar dinero en impresión de listas sábanas que, para muchos partidos, se convirtieron en un negocio. La BUP no soluciona todos los problemas, pero es más económica; evita el robo de boletas en el cuarto oscuro y facilita la fiscalización.

¿Entonces, por qué el FdT se opone? Porque la BUP rompe justamente las prácticas más aceitadas del aparato partidario, que sigue siendo fuerte en la provincia de Buenos Aires y hace más difícil el voto en cadena y el corte de boletas. Prácticas clientelares habituadas a poner en el bolsillo de los pobres las boletas que ellos deben depositar en las urnas a cambio de recibir ayudas y subsidios.

Pero el Gobierno no ahorra esfuerzos a la hora de derribar las instituciones: denigra a la oposición; desecha mayores dosis de transparencia electoral y, también, va contra la Corte. Todo al mismo tiempo. Hacer de la Argentina campo arrasado.

El Gobierno comenzó a convocar a los gobernadores, 16 de los cuales propusieron la semana pasada un proyecto para ampliar la Corte a 25 ministros, uno en representación de cada provincia. En el máximo tribunal, que preside Horacio Rosatti, hay mucha preocupación.

Extraña voltereta para Alberto Fernández y los mandatarios que llegaron al poder hablar de mejorar la independencia judicial. El proyecto va a contramano: convertiría a la Corte en una suerte de Senado, un órgano absolutamente político que no le daría ninguna seguridad a los ciudadanos y empresas que allí litiguen.

Un país sin moneda, sin respeto a la oposición, sin una Corte independiente, sin transparencia electoral, no puede generar jamás confianza ni a sus ciudadanos ni a inversores.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s